La vida es un don

 

En el mundo hay cada vez más vidas vacías de vida, únicamente llenas de lujos, dinero y riquezas, pero pobres en sí mismas. Personas que han podido conocer lo que es vivir en la cúspide del placer, pero nunca han experimentado lo que es disfrutar de la plenitud del Señor.

Son quienes tienen el profundo anhelo de encontrar a ese alguien que los rescate del abismo en el que han caído por causa de su ignorancia y egoísmo. Porque para muchos “la vida es una” y hay que vivirla al máximo, sin importar los daños que causen sus actos.

Dios, para ellos, siempre será un recurrente cuando tienen problemas, ante el cual se ponen de rodillas para encontrar una salida, solo con la presencia de Cristo en sus vidas se llenará el inconmensurable vacío que tienen dentro de sí mismos, ese vacío que no tiene explicación y que solo tiene solución en Dios.

La vida es un don, y Dios nos pedirá cuentas por lo que hicimos con ella. A quien afectamos y a quien inspiramos. A quien herimos y a quien sanamos. A quien levantamos y a quien derrumbamos. A quien le dimos y a quien le quitamos. La vida no se trata de amontonar riquezas porque al final otros se quedarán con ellas, se trata de marcar una tendencia que refleje a Cristo en TODOS los sentidos.

Sin Jesucristo no vivimos, tan solo existimos. En Él está la verdadera vida. Yo soy el camino, la verdad y la vida. (Juan 14:6)

Por Shari Lithgow

@Shari_Lithgow

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s